By mementonet

Mi Cabanyal íntimo

En mayo de dos mil quince tuvimos la suerte de poder hacer el trabajo audiovisual de la quinta edición del Festival Cabanyal Íntim. Se trataba de la primera participación de mementoNET en el Festival. Ese trabajo me brindó la oportunidad de recorrer en innumerables ocasiones el barrio, literalmente. Cada trayecto me acercó un poco más al Cabanyal. Un barrio que conocía, por supuesto pero… No se trata sólo de saber dónde está, de haber ido allí para algún asunto. Es algo más que andar el barrio. Es cosa de dedicarle el tiempo suficiente para mirar lo que te rodea… Y algo de eso hubo.

Se percibe algo diferente

Hicimos un gran número de recorridos a lo largo de las dos semanas del Festival. Pude dedicarle un tiempo a mirar las calles, fincas, casas, edificios históricos, bares, tiendas, parques, solares, ruinas, rincones, la playa… en diferentes días, a diferentes horas, con diferentes luces, ambientes… Y fui percibiendo que había algo único allí: la vida en el barrio tiene un ritmo diferente.

Fotografía que algo queda

Durante aquellas caminatas, las esperas para entrar a grabar los espectáculos, algunos momentos de tranquilidad entre evento y evento, las búsquedas de sombras para aparcar el coche, los vistazos desde balcones y terrazas… tuve momentos para detenerme unos instantes y mirar, y hacer algunas fotografías. Fotografías que haces sin ningún tipo de pretensiones, en las que la cámara es sólo parte de tu mirada. Es lo que estoy mirando. No hay más.

Vida propia

Si le dedicas el tiempo suficiente a mirar las cosas, antes o después, terminas por entender el ritmo propio de cada una. Y esto es algo muy evidente en el Cabanyal. El tiempo fluye a otra velocidad, tal vez en otro tiempo. Se puede llegar a sentir que es un mundo propio.

También tuve la oportunidad de conocer a las personas que han luchado (y siguen haciéndolo) por evitar la ruina del barrio sometido a intereses incomprensibles y dañinos para los que allí viven y, al fin y al cabo, para toda la ciudad.

De aquellos días, de aquellos momentos, en los que se vive todo por primera vez, en los que se miran las cosas como cuando se contempla un descubrimiento inesperado, han quedado algunas fotos. Ahora me parecen pocas y siento no haber podido (sabido) hacer más. Cada vez que las contemplo vuelvo a esos momentos en los que sentía que cada detalle que veía, se podía convertir en una buena historia.

Mi Cabañal íntimo
Mi Cabañal íntimo
mementonet
About mementonet
<?php print esc_attr($alt_image);?>
Mi Cabanyal íntimo